La  Política de Prevención de riesgos laborales se establece con arreglo a los siguientes fundamentos:

•Los accidentes laborales pueden, y deben, ser evitados.

•El cumplimiento de la legislación vigente así como otros requisitos que la organización subscriba  constituye un requisito imprescindible para la mejora continua en la prevención de riesgos laborales.

•La prevención de riesgos laborales prevalece sobre la gestión de la actividad productiva.

•La prevención de riesgos debe hacerse con la necesaria consulta y participación de todos los trabajadores.

•Identificar los procesos necesarios para el Sistema de Prevención de Riesgos, determinar su secuencia e interacción, sus criterios y sus métodos, sus recursos y su información, con el fin de asegurar que su funcionamiento y su control sean eficaces.

•Lograr un permanente desarrollo de los programas de difusión y capacitación, orientados a fomentar en los trabajadores la adopción de una conducta segura y responsable.-

•Se debe incorporar el control de riesgo en cada una de las actividades a desarrollar.-